¿Quién parará el tiempo?


Los Príncipes, en aquel maravilloso pasodoble de Juan Carlos Aragón, decían que "en el mundo manda el tiempo". Cuántas letras de coplas y canciones piden que se pare el tiempo. Cuántas veces soñamos con parar el reloj en el mejor instante. Cuántas veces pedimos que los minutos se conviertan en horas. El tiempo acaba siendo un virtuoso antagonista en nuestra historia y no hay quien lo pare. Y bien, a este querido enemigo solo se le contraataca aprovechándolo. 

 

Parece que fue anteayer cuando a nuestra ropa se le pegaba el olor a incienso cuaresmero. Quién diría que ya estamos en Pentecostés. Y será mañana cuando despertemos y no soportemos el calor del Corpus, y será pasado cuando las olas rompan en la orilla recibiendo a la Reina de los Mares.

 

Quién parará el tiempo. Eso me pregunto. Quién parará el tiempo para poder admirar cada detalle, cada sonido, cada vivencia. Y si el tiempo no para, al menos que sintamos cada momento como si fuera el único. 

Fuengirola Coronada


Escribir comentario

Comentarios: 0