"Hay a quienes le gusta y a quien no"

El Mayordomo de la patrona, José Alonso Ferrera Ayllón, nos habla sobre el estilo del trono y la novedad para lo cultos de este año.


Se acercan las fiestas patronales protagonizadas, cómo no, por la Virgen del Rosario. ¿A qué ritmo se prepara todo de cara a su salida?

Pues con el aniversario anual de la coronación de la Virgen, se comienza a un ritmo mucho más frenético el trabajo de la hermandad de cara a las fiestas patronales de octubre. Comienza el trabajo de montaje de la revista, limpieza de enseres, como sabéis a partir de finales de junio, se monta ya la mesa petitoria con recuerdos de la Virgen en la puerta de la parroquia, en definitiva, se nos hace más visible, lo que no quiere decir que anteriormente no se trabaje.

 

¿Contemplaremos este año alguna novedad destacada en los actos y cultos de nuestra patrona?

Bueno, la novedad más destacada puede ser el nuevo dosel que estrenará Ntra. Sra. del Rosario Coronada para su novena.

 

Salta a la vista que el trono del Rosario es el que mejor anda de la ciudad. ¿Cómo se consigue ser el primero de la lista?

Gracias por la parte que me toca, pero eso lo dice usted. Yo no diría eso, quizá diría, que es de los que más cuida el apartado de la compaginación de la música con el trono. Eso es un trabajo que no se ve, pero ya desde que acaba la semana santa, se comienza con la selección de marchas junto con la banda que venga, petición de las que no tengan montadas y te gustaría que sonaran el 7 de octubre. Una vez realizada la cruceta, ya cuando llega septiembre, se les pasa las marchas seleccionadas a los portadores, para que las escuchen y las hagan suyas, así cuando llegue el día 7 no les son extrañas y cuando el mayordomo da las órdenes, es todo más fácil.

 

Como Mayordomo de la Virgen ¿Qué estilo dirías que asume el trono del Rosario a la hora de andar?

Hombre, el estilo del trono a la hora de andar, es el genuino estilo malagueño, lo único que, el andar del trono se adapta a las marchas que se tocan, como cada vez más se hace en Málaga.

 

¿Qué parámetros se tienen en cuenta en el estudio de la cruceta musical que se elabora?

Pues la amplitud del espacio, si son espacios muya abiertos no pones marchas que suenen flojo, porque se pierde el sonido, cuando se llega a calles más recogidas, pues se puede poner marchas más "pausadas" porque el recogimiento de las calles permite escuchar ese tipo de marcha. También si es una curva o no, si es previsible que haya más o menos público, etc.

 

En las crucetas influye bastante el recorrido procesional. ¿Fue satisfactoria la prueba del nuevo itinerario el año pasado?

Pues hay muchas opiniones, hay a quien le gusta y a quien no. A mi personalmente me gusta más, porque es más recogido y por lo menos a mi me hace disfrutar, lo que si es verdad, que quizá pueda ser peor para las personas que quieren ver a la Virgen, porque por ejemplo cuando el trono avanza por la calle Marconi, solo entra una fila de personas pegada a cada lado de la calle, pero por ejemplo, para mi eso tiene su encanto. Para gustos...

 

De cara al venidero 7 de octubre, ¿qué momento recomiendas al público para que vean pasar a la Virgen?

Es complicado quedarse con una parte en particular del recorrido, pero como comenté en la pregunta anterior, me gusta mucho el recogimiento de calle Marconi, y también el encierro que habitualmente realizamos rezándole a la Virgen.

 

Entrevista: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Escapulario (miércoles, 28 septiembre 2016 09:28)

    Por supuesto que es el trono que mejor anda y por supuesto hay que reconocer la labor del mayordomo, pero no deja de ser cierto que bajo esos varales trabajan cofrades de todas las cofradías de Fuengirola. Muchos de ellos mayordomos y capataces de otros tronos de nuestra ciudad y por supuesto eso influye y ayuda de forma muy positiva, más aún cuando se trata de un trono de 4 varales, mucho más manejable.

    Y ello es muy positivo para mayor gloria de la Patrona de Fuengirola. Creo que hay un grupo de gente muy buena que nuestro mayordomo ha sabido potenciar. Y eso hay que valorarlo.