Crítica a la Agrupación de Cofradías

Dos cofrades fuengiroleños analizan la actividad de la Agrupación de Cofradías de Fuengirola y sus funciones.


La tarde del sábado 21 de marzo de 2015 quedará en el recuerdo como aquella tarde en la que volvió a tomar posesión una Junta de Gobierno para la Agrupación de Hermandades y Cofradías, después de unos cuatro años, aproximadamente, en el que la agrupación estuvo prácticamente desaparecida.

 

En estos dos años que llevamos con esta junta de gobierno, nos hemos dado cuenta de que la agrupación de cofradías tiene muchos errores, a parte de que en muchos casos, en verdad, parece que Fuengirola no tiene agrupación de cofradías, porque los cofrades nos estamos dando cuenta de que no están haciendo absolutamente nada y eso nos entristece y nos molesta porque, al principio, cuando nos enterábamos de que la agrupación se iba a retomar de la mano del actual presidente, estábamos ilusionados, ya que pensábamos que iban a hacer montones de cosas, al igual que lo hacen en Málaga capital.

 

Esta crítica la hacemos, no para fastidiar al presidente ni a su junta de gobierno, sino para dejar constancia de que en estos momentos están cometiendo errores y queremos, en la medida de nuestras posibilidades, que la corrijan, y así avanzar todos juntos como Iglesia y hermandad que somos, en Cristo y en la Virgen María. La Agrupación de Hermandades y Cofradías de nuestra ciudad, durante estos años, hay que reconocer que ha tenido sus pros, pero principalmente sus contras.

 

Nosotros opinamos que la función que tiene que tener una agrupación lo resumiríamos en tres palabras: Caridad, Unión e Iglesia.

 

Respecto a la Caridad con los más pobres y necesitados de nuestras feligresías y nuestra ciudad no vemos mucha influencia en ella, prácticamente ninguna, porque a día de hoy la agrupación todavía no ha organizado nada, ni siquiera alguna campaña contra la pobreza en nuestra cuidad. Tenemos que reconocer que hay hermandades que sí ayudan a los más necesitados, pero hay que reconocer también que esa ayuda es muy escasa. Pero menos mal que tenemos en nuestra ciudad diferentes Cáritas parroquiales que con sencillez, humildad y amor sirven a los que no tienen nada.

 

La Caridad es un pilar en el que se debe sostener la Iglesia y cada una de las hermandades y cofradías, y por supuesto en su agrupación, que es la que lo tiene que fomentar, porque allí donde está nuestro hermano que sufre, ahí está el verdadero Rostro de Cristo.

 

Una Hermandad sin Caridad no es una Hermandad, es una entidad religiosa que no se ha dado cuenta de que el verdadero rostro de Cristo está más presentes en aquellos que sufren y que se sienten solos y marginados por el mundo, que en una imagen sagrada.

 

Respecto a la Unión, nos queda mucho por alcanzarla...

No vemos a las Hermandades unidas y de la mano, vemos mucha separación entre nosotros. Que no se quede nuestra unión en un Vía Crucis, en un Rosario de la Aurora, en el Corpus Christi  o en la Presentación de nuestra Semana Santa.

 

Creemos que la agrupación debería organizar más actos y eventos que nos unieran más y que viviéramos como verdaderos hermanos que luchan por una misma misión, que es la de dar testimonio de nuestra fe y llevar el Evangelio a nuestras periferias y al mundo entero. Por ejemplo, el pasado año la Iglesia vivió un acontecimiento muy importante, que fue el Año Santo de la Misericordia. Ahí la agrupación podía haber organizado algo en el que todas las hermandades hubieran participado, ¿y qué han hecho?, absolutamente nada. Nos da la impresión de que a la agrupación, el Año de la Misericordia, le ha interesado más bien poco.

 

Respecto a la Iglesia y a todas las celebraciones religiosas, no vemos que tenga mucha importancia en nuestros ser cofrade. Sólo se ven a los cofrades pasar por la Iglesia en un besamanos, un pregón o una procesión. Si es así, esto no es ser cofrade es ser un "posturita", que lo único que le gusta es lucirse en una procesión o subir fotos junto a su supuesta imagen de veneración a las redes sociales, y después poner comentario de "ay como te quiero, mi Cristo o mi Virgen".

 

El verdadero cofrade es aquél que no sólo da testimonio de su fe una vez al año para cumplir su promesa, sino que cada día cumple una promesa, que es amar al que le amó durante los 365 días del año.

 

Las hermandades debemos ser Iglesia, debemos estar unidas en la Fe, la Esperanza y en la Caridad, porque cuando estemos unidos así podremos cambiar nuestro mundo. Por eso, desde la agrupación se debería impulsar que los cofrades vayan más a Misa y participen de los actos mas importantes de nuestra religión. Aparte, pensamos que las hermandades deberían impulsar y organizar charlas de formación cofrade y cristiana, porque si no conoces bien el Cristianismo y tu Fe, no creemos que vayas a ser un buen cofrade.

 

También en estas líneas queríamos decirle a la agrupación que tiene a San Cayetano completamente olvidado. Por favor, es nuestro Patrón que no se os olvide. Él tiene la misma importancia que nuestra Patrona, ya que ellos se encargan por igual de custodiar y proteger a Fuengirola durante todo el año.

 

Que el 7 de agosto no sea tan sólo una Misa en la Parroquia del Rosario, bajar al Santo y entregarle una cesta de flores, sino que se celebre con la misma alegría y con la misma gloria que se celebra un 7 de octubre, ya que es un día lleno de alegría para todos los fuengiroleños.

 

Haciendo balance y mirando a todas las hermandades de nuestra ciudad, vemos que a todas les falta un poco más de caridad, unión y sentimiento de ser Iglesia viva de Dios. Un referente bueno en el que fijarse para tener todo lo que hemos mencionado anteriormente sería el Grupo Parroquial del Carmen, ya que cumple, a lo largo del año, la Caridad al necesitado, la Unión en la Iglesia y la fe y devoción de nuestra ciudad a su titular mariana.

 

Nosotros, al pertenecer a la misma parroquia donde se encuentra la sede canónica de este grupo, somos testigos testigo de la Caridad y el servicio que ofrece este grupo a su feligresía, a nuestra ciudad y a todas las personas que lo necesitan a lo largo del Año. Este grupo parroquial ha ido creciendo a lo largo de estos últimos años, vive siempre unido, involucrado y activo los 365 del año a la Iglesia.

 

La devoción de los fuengiroleños con esta imagen no es normal, ya que los cofrades que pertenecen a este grupo le muestran su amor y su devoción en todos los actos y celebraciones que se organizan para mostrarle devoción y amor a la que es por siempre la Madre de Dios

 

Para terminar, esperamos que la opinión de estos dos jóvenes cofrades de esta ciudad pueda ayudar a que nuestras hermandades y cofradías puedan superarse cada día más y mejor y, además, puedan cumplir todos sus sueños y proyectos para gloria de Dios y salvación de las almas fuengiroleñas.

Análisis: Cristian Carrasco Sánchez

y José Ignacio Postigo Íñigo


Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Cofrade anonimo (martes, 24 enero 2017 12:00)

    La agrupación de cofradias esta estancada. Se dedican a lo mismo de siempre... que si una presentación de cartel que nadie sabe ni cuando va a ser, que si un pregón que no se anuncia, que si un rosario que no se fomenta su participación... La agrupación se tiene que poner las pilas

  • #2

    Cofrade decepcionado (martes, 24 enero 2017 12:43)

    La Agrupación de Cofradías de Fuengirola estará estancada hasta el día en el que sus dirigentes dejen de ponerse las zancadillas entre ellos y sobre todo dejen las medallas de oro y plata con el propósito de que les reconozcan el mérito que ello conlleva.
    La Agrupación necesita cofrades que quieran trabajar por y para todas las hermandades y cofradías, tenemos una cantera de cofrades jóvenes que espero que pronto pueda hacer grande nuestas hermandades y cofradías y nuestra agrupación.
    Y termino dejando caer una pregunta, ¿vale la pena seguir teniendo una agrupación donde sus integrantes no les importa la entidad que ellos mismos representan?.

  • #3

    Cofrade realista (martes, 24 enero 2017 13:16)

    La realidad es que ni los propios cofrades Fuengiroleños ven la Semana Santa de su ciudad. Una semana santa para turistas, para los más mayores y sobre todo para aquellos que no son cofrades y ven la semana santa desde otro punto de vista. Donde quedan los cofrades? Pues donde va a ser, en la capital... Y todo se debe a la falta de interés y organización por parte de la Agrupación... Eso sí, las glorias.... De lo mejor. Lo mismo que nos volcamos con las glorias deberíamos hacer con las de penitencia y fomentar una semana santa rica en cultura y patrimonio. Viva la Semana Santa de Fuengirola.

  • #4

    Cofrade desilusionado (martes, 24 enero 2017 14:57)

    Como cofrade y cristiano que soy me siento desilusionado porque veo que a la agrupación de cofradías le interesa más repartirse el dinero de la subvención que el ayuntamiento le da, que en cumplir realmente las funciones que tienen que hacer y que estos dos cofrades lo han argumentado correctamente.

  • #5

    Cofrade (martes, 24 enero 2017 15:56)

    Se critica, con razón a mi parecer, la inactividad, la falta de interés y la ineptitud de la Agrupación, visto lo visto, para llevar a efecto los cometidos propios de ésta. Ahora bien, extiendo mi crítica a aquellas personas que, cuando tuvieron la oportunidad de ponerse al frente de la Agrupación, como presidente o cualquier otro cargo, prefierieron no remangarse.
    O todos nos involucramos o la Agrupación volverá a estar sentenciada a desaparecer.

  • #6

    J. (martes, 24 enero 2017 16:05)

    Un merecido aplauso para Cristián y José Ignacio que, dando la cara, han expresado la opinión que muchos, yo incluido, tenemos y no nos atrevemos a decir, pues pronto te tachan...
    ¡Ole por vosotros!

  • #7

    Cofrade Bolichero (viernes, 10 febrero 2017 05:11)

    Como habitante del otro márgen del Arroyo Real, no entiendo el porqué de mis Hermandades a pertenecer en una Agrupación, pero lo respeto. Desde el momento en que Jesús Cautivo no pudo ir a la Iglesia del Rosario por su XXV aniversario, tal y como estaba reconocido en los estatutos de su Cofradía, por los motivos que fuesen, pero desde entonces, dejé de verle el sentido a una Agrupación.