El periodo "rectora" en la Cofradía del Yacente

La Hermandad del Yacente ha estado intervenida más de cuatro años. Ante las inminentes elecciones, recordamos lo ocurrido durante este periodo.


La Cofradía del Cristo Yacente ha estado intervenida durante cuatro años y ocho meses. Durante este periodo, que podría haber ocupado perfectamente una legislatura, e incluso más, la vida de la hermandad ha decaído, pero no en sí el movimiento en el interior de la hermandad. Repasamos los hechos más destacados del periodo de la intervención.

 

2012 - Dimisión de Corzo y nombramiento de la comisión rectora

Tras la dimisión de Juan Corzo como hermano mayor de la corporación, fue abierto el plazo de presentación de candidaturas para junta de gobierno. Sin embargo, el 29 de mayo de aquel año, don Alfonso Fernández-Casamayor, por entonces Vicario General de la Diócesis de Málaga, firmó el decreto de designación de una junta rectora para la cofradía, que encabezaría José Pérez junto a Rafael Muñoz, Álvaro Morte y Pedro Gil.

 

A partir de ahí fueron sucediéndose cambios en los comicios de la vía Camilo José Cela. Joaquín Salcedo fue nombrado como asesor artístico y vestidor de la Virgen y Rubén Benjumea como historiador y redactor de la hermandad. Además, en virtud del cumplimiento dispuesto por la autoridad eclesiástica, se pretendería actualizar los datos de los hermanos y realizar el nuevo censo de cara a las futuras elecciones.

 

2013 - Comienzo de cambios y polémica en la liberación del preso

Iniciado el año, comenzaron a llevarse a cabo mejoras en las instalaciones de la casa hermandad. De cara a la Cuaresma, la cofradía presentó su primer cartel para su salida procesional. El Viernes Santo fue estrenada la candelería del trono del Amor (proyecto de la junta saliente) y modificado el itinerario. Lo más controvertido de aquel año sería la liberación del preso. En un primer momento se comunicó el cambio de lugar del acto, que pasaría de la Plaza de España a las puertas del salón de tronos en el encierro. En cambio, un mes más tarde, los titulares de las noticias confirmaban la cancelación del acto por motivos ajenos a la cofradía. Este asunto volvería a dar una vuelta de tuercas cuando, en pleno Viernes Santo se reiteraba la ratificación de la liberación, que acabó celebrándose a la salida del Cristo Yacente de la Paz y la Unidad por primera y última vez.

 

2014 - Templo provisional y salida en el Corpus

La tercera temporada de este ciclo comenzó con la visita de la Reina del Parque a los titulares de la cofradía. Las imágenes de la iglesia del Parque se alojaron en la casa hermandad del Yacente mientras el templo era reformado. Dicho espacio, además, acogió la primera presentación de cartel de FUENGIROLA CORONADA, cuya imagen protagonizó la Virgen del Amor y Soledad ataviada de mantilla. Igualmente, la fotografía fue insertada como portada del boletín de la hermandad en forma de agradecimiento al portal de comunicación.

 

Una vez acabada Semana Santa, la noticia más destacada sería la primera salida de la dolorosas con motivo del Corpus.

 

2015 - Dos aniversarios y una talla con desconcierto 

El Cristo Yacente, en su veinticinco aniversario, volvió a la Parroquia del Carmen para presidir los columbarios y firmar su ubicación actual. Una vez finalizado el triduo a los titulares, la imagen retornaba a su casa hermandad de cara a su procesión penitencial.

 

En septiembre, la Virgen del Amor y Soledad estrenaba, además de saya, nuevo vestidor, de forma fugaz. Dos meses después, el crucificado de Ruiz Montes cumplía su décimo aniversario.

 

Antes de acabar el 2015, sería bendecida la imagen de una dolorosa, bajo la advocación de la Misericordia. Una talla que siembra el desconcierto, pues ya fue propiedad de la hermandad en la época del mandato de Carlos Vizcaíno por poco tiempo. Durante un breve lapso fue expuesta al culto en el salón de tronos. A día de hoy, la imagen ha vuelto a desaparecer del panorama visible de la corporación nazarena.

 

2016 - Fin del rectorado

Última anualidad de la junta rectora. Se inauguró con la primera salida del Cristo de la Caridad en el Vía-Crucis de la Agrupación de Cofradías, como culmen del décimo aniversario de la imagen. Además, el Domingo de Pasión fuengiroleño fue testigo del retorno del traslado de los titulares en una espléndida y soleada mañana. 

 

Una vez acabada Semana Santa, aparte de la rutinaria vida de la cofradía, comenzaron a moverse los hilos para el camino hacia las elecciones.

Informa: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 0