Domingo de Ramos: una jornada que se asienta

La procesión de la Pollinica adquiere personalidad en una jornada de palmas que se asienta. Varios fueron los estreno, como el de las túnicas de los portadores.


Rozando las 12:30h de un Domingo de Ramos que amanecía nublado, con su acostumbrado puntual retraso, el cortejo procesional de la Pollinica se ponía en la calle. Una jornada que se vio colmada de estrenos en torno a la primera de las imágenes de la Semana Santa fuengiroleña, mantenida por la Real Hermandad Sacramental de Pasión, y que se asienta después del bajón continuado que venía acarreando hasta la incorporación de la actual talla de Álvaro Abrines, originando un Domingo de Palmas con personalidad en la vida cofrade de nuestra ciudad.

 

Tras la bajada por las escalinatas de la Parroquia de San José, plantado el trono en la calle del recordado Párroco Juan Antonio Jiménez Higuero, los músicos de Las Lágrimas de Campillos, que venían pisando aún más fuerte que el año pasado, exponían por primera vez en la calle la marcha de Alberto Zumaquero Jerusalén, ¡Ya viene tu Rey!.

 

El conjunto del trono presentó una estética completada por el nuevo ropaje que iba estrenando la imagen, recuperando los colores con los que salió a la calle en las dos primeras ocasiones. El atractivo lo proporcionaron las nuevas túnicas blancas con el fajín rojo adamascado que vistieron los hombres y mujeres de trono.

 

Representaciones de la Corporación Municipal, el Grupo Parroquial del Carmen, las Hermandades del Rocío, Cautivo, el Carmen y el Yacente estuvieron presentes en todo el recorrido. La Hermandad del Rosario y la Agrupación de Cofradías esperaron en las puertas de la iglesia del centro, donde la cofradía de El Boquetillo pidió la venia pasadas las dos de la tarde.

 

El cortejo procesional se compuso de un amplio número de nazarenos, donde, una vez más, se reunían los más pequeños cofrades de la Semana Santa de Fuengirola. La juventud también inundaba los varales del trono, que perfecciona su andar año tras año.

Informa: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 0