Viernes Santo: pluralidad en tres partes

Con sus diferentes estilos, las tres procesiones del Viernes Santo se echaron a la calle. Significativo el encuentro entre Fusionada y la Cofradía del Yacente.


Tres cofradías. Tres procesiones. Tres estilos. Una jornada que viene publicitándose, por sí sola, desde años precedentes, como la más complicada de la Semana Santa de Fuengirola. En la costasoleña Villa Blanca parece un mundo echar tres procesiones a la calle en una misma jornada y revivir cada año la vario-pintoresca esencia de cada una de las hermandades. En cambio, el Viernes Santo de 2017 supera las espectativas marcadas por cofrades y cofradías.

 

La clave estuvo en el gratificante encuentro de la Virgen del Amor y Soledad con el Santísimo Cristo de la Expiración. De vuelta por la Estación, una cofradía de corte jubiloso. De regreso al Parque, una corporación de estilo sobrio. Ambos titulares unidos durante varios minutos al son de la banda municipal. Momento célebre de la semana de pasión fuengiroleña que nos evoca al también encuentro que las dos soledades efectuaban antaño. Buenamente, cada una continuó su camino en busca de sus respectivas casas de hermandad. La Soledad de El Boquetillo ya se encontraba por entonces encerrada. Fue la segunda procesión en ponerse en la calle, pero la primera en recogerse (lo hizo a las 22:57h). La novedad en esta sección lúgubre de la Hermandad de Pasión se hizo patente con el nuevo acompañamiento del cuarteto "Sax Momentum".

 

La jornada, que al igual que el Jueves Santo presentose calurosa, fue inaugurada con el besapiés al crucificado de Fusionada, el cual recibió por primera vez guardia de honor por parte de la Guardia Civil durante una hora. Seguidamente, se procedió al traslado junto a la dolorosa, en el cual se estrenó el banderín que muestra el vínculo entre dicho cuerpo y la imagen de Liébana.

 

La apertura de la tarde procesionista vino de la mano de una renovada Cofradía del Yacente, que adelantaba quince minutos su salida. Al mando de la comitiva, la nueva junta de gobierno preparada para el discurrir de sus tres titulares por las calles de su feligresía y la del centro fuengiroleño. A la altura de Palangreros hubo que soportar un parón, que poco incordió a la continuación de la hermandad por las populares calles Larga y España. Esta corporación estrenaba arco de campana del trono de la Virgen y mostró uno de los arbotantes de cola restaurado.

 

Por este orden: Pasión, Fusionada y Yacente, pasaron las secciones de estas cofradías por la Plaza de la Constitución, senda para recibir la venia por segunda noche consecutiva en esta bendita semana. Las tres procesiones degustaron una primaveral luz del sol antes de caer la noche. La Hermandad del Yacente quedó recogida a las 00:45h. Fusionada cerró la jornada con el encierro del Cristo de las Papas en torno a las una de la madrugada.

Informa: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 0