La estampa de la patrona que se remonta al pasado

La Virgen del Rosario ha bajado de su camarín con motivo del décimo quinto aniversario de su coronación, presentando una estampa que evoca al pasado.


La Hermandad del Rosario conmemoró ayer el décimo quinto aniversario de la Coronación Canónica de nuestra Alcaldesa Perpetua y Patrona, la Virgen del Rosario. Por tal motivo, la imagen de nuestra señora bajó de su camarín para posarse junto al altar del templo de manera extraordinaria y a modo de sorpresa durante el sábado y el domingo, pues es la primera vez que lo hace con tal de rememorar su coronación.

 

La estampa evoca al pasado, cuando la Virgen ocupaba el mismo lugar para su besamanos de cada seis de octubre. Lo vino haciendo hasta el año 2008. Desde entonces, protagoniza dicho besamanos desde el centro del presbiterio, ante el altar. Aunque los dos últimos años también ha ocupado dicho lateral durante su novena (con dosel de fondo), la imagen que presentó ayer la Santísima Virgen se asemeja más a aquellos años atrás.

 

Además, en esta ocasión, en la que se ha situado sobre la peana del que fuese el trono de Jesús de Medinaceli, no lució la ráfaga de ocho estrenada en el año 2008, si no su anterior ráfaga de procesión que porta durante todo el año en su camarín. Sí lució su corona dorada de coronación, al contrario que el año pasado para la celebración del aniversario. También desaparece el fajín de teniente general, que no porta la Virgen desde el pasado octubre.

 

En las siguientes fotografías puede verse las diferencias y similitudes que muestra el aspecto de la Virgen entre el año 2004 y el presente.

Octubre 2004
Octubre 2004
Julio 2017
Julio 2017

Informa: Javier Sedeño Ríos

Fotografías: Hermandad del Rosario


Escribir comentario

Comentarios: 0