La Señora del Parque volvió a lucirse por las calles de Fuengirola

El pasado domingo, Fuengirola volvió a disfrutar de la procesión de la titular de la iglesia del Parque, presenciada por una gran multitud de personas a su paso.


A Sones de Reina del Parque los fuengiroleños recibían a la titular de la iglesia del Carmen en la calle. Primeros minutos de una procesión que auguraba una espléndida tarde carmelita. La feligresía de dicha parroquia esperaba la salida de su querida niña de ojos verdes, para bendecir no solo las aguas, si no a todo su barrio marinero. 

 

Con algo de retraso, la procesión partió bajo la música de la banda de la Vera-Cruz de Almogía, que por séptimo año consecutivo acompañó a la Virgen del Carmen de Fuengirola en su procesión de gloria, que discurrió con total normalidad entre centenares de personas a su paso. Antes de abandonar el templo, se entonaba la Salve Marinera, que también sería cantada a la noche en C/Troncón.

 

El momento de la llegada a la zona de Las Protegidas confirma año tras año la fuerte vinculación de la Señora del Parque con este popular barrio de la ciudad, donde la procesión cobra un ritmo aún más jubiloso entre los "vivas" y aplausos, los pulsos y las pujantes marchas escogidas para la ocasión. Además, el Coro Santiago y Juani Guerrero volvieron a brindar a su querida Virgen del Carmen con cante y baile en pleno epicentro del barrio, donde cada año los vecinos instalan un humilde altar para recibir a la Señora.

 

Tras la tradicional petalada a la salida de Doctor Marañón, la comitiva buscaba el paseo marítimo, donde sonaría por vez primera en la calle Carmen, Madre de las Protegidas, segunda marcha procesional dedicada a la titular del Grupo Parroquial del Parque. Minutos después volvería a sonar la Salve Marinera, como previo a la entrada a la playa, comenzando así su paseo por la arena y la orilla del Mar de Alborán, pasadas las 22:00h.

 

El regreso por C/Cuesta reafirmó el auge que desde años recientes ha tomado esta conocida vía de la ciudad en la noche del 16 de julio. La cruceta musical entona diferentes marchas de categoría, entremezcladas con los sones flamencos del tamborilero Juan Rodríguez y el grupo Sueño Marismeño. El cielo quedó encapotado con las diferentes lluvias de flores al paso de la Virgen, que siguió acompañada de cientos de fieles hasta el momento de su encierro.

 

Para la noche de su procesión, la Virgen lució un tocado en base a encajes del siglo XIX, y estrenó nuevo arco de campana, este realizado por Orfebrería Montenegro. Mantillas, enseres, acólitos y niños de marinero, entre otros, formaron parte de un variado y cada vez más nutrido cortejo procesional, en el que una representación de la Cofradía del Yacente, la Hermandad de Pasión y la Corporación Municipal también acompañaron al grupo del Carmen.

Informa: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 0