Por última vez, el Simpecado pisa las arenas

La última visita del actual Simpecado de Fuengirola se produjo el domingo, durante la peregrinación extraordinaria que cada año se desarrolla por estas fechas.


Los jóvenes de la Real Hermandad del Rocío de Fuengirola, junto con los jóvenes de la Hermandad del Rocío del Arroyo de la Miel, realizaron este pasado fin de semana la peregrinación juvenil que desarrollan todos los años por estas fechas.

 

Los jóvenes partieron desde el recito ferial de Fuengirola muy temprano, alrededor de las 4:30h de la madrugada. Muchos de esos jóvenes iban con caras de cansancio de no haber dormido nada por la ilusión de volver a encontrarse con la Blanca Paloma.

Sobre las 9:00h de la mañana llegaron a la venta “El pastorcito” donde iniciaron la peregrinación andando por esas arenas que conducen a la gloria divina de la Ermita del Rocío.

 

Durante el camino no cesaron las sevillanas y los Vivas a la Santísima Virgen del Rocío. Un momento muy emotivo fue cuando dieron las 12:00h de la mañana y se hizo un alto en el camino para rezar el rezo del Ángelus junto con los jóvenes de la hermandad del Rocío de Almería.

 

Una vez llegado a la aldea, se visitó a la Santísima Virgen en su ermita. Este fue un momento de mucha emoción por parte de todos los jóvenes. Una vez finalizada la visita se dirigieron a la casa de hermandad de Córdoba donde se hospedaron durante la estancia en el Rocío.

 

Por la tarde tuvo lugar la visita al museo de los tesoros que guarda la Hermandad Matriz de Almonte de la Virgen del Rocío. Una vez finalizada la visita, todos los jóvenes de Fuengirola y Arroyo de la Miel participaron en el rezo del rosario acompañando a las hermandades filiales de los Palacios, Castrense, Chiclana y la Asociación de Guadalcacín. Una vez finalizado el rosario, todos los jóvenes fueron en procesión junto con el Simpecado hacia la casa de hermandad.

 

Y llegó el domingo, día culmen y principal para la hermandad, debido a que le tocaba a la hermandad de Fuengirola celebrar la misa bajo las plantas de la reina de las marismas.

Una vez finalizó la solemne eucaristía, el Simpecado salió entre vítores y al canto de "azul del cielo". Este fue un momento apoteósico, debido a que seria la última vez que este Simpecado pisara las arenas del Rocío, ya que la hermandad decidió por el deterioro de este Simpecado, realizar uno nuevo que será estrenado el 15 de octubre de este mismo año.

 

Hay que decir que esta peregrinación ha sido muy emotiva e intensa por la celebración de los 30 años de la hermandad y la despedida del Simpecado "azul del cielo divino", que durante estos 30 años ha caminado por las arenas que te llevan a la gloria eterna del Rocío.

 

Informa: José Ignacio Postigo Íñigo


Escribir comentario

Comentarios: 0