Mariano, el adjetivo perfecto para describir el pregón de Belén Corpas

La fuengiroleña hizo un recorrido por las cuentas del Rosario a la par de los días grandes en torno a la Patrona de Fuengirola.


El apodo "mariano" para el pregón en honor a Nuestra Señora del Rosario Coronada, volvió a tomar el sábado relevancia. Ha pasado un año desde el pregón pronunciado por Virginia Carrasco. Esta misma presentó a la pregonera de este año para anunciar la venida de los cultos a la Patrona y Reina de Fuengirola. María Belén Corpas Callejón dio vida al sentimiento mariano que muchos fuengiroleños profesan a la bendita imagen de la Virgen del Rosario.

 

Con cierto retraso en el horario de inicio, a las 21:30h daba comienzo el acto del décimo quinto pregón mariano llevado a cabo en la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, presentado por Alfonso Gómez Barea. Este dio paso a la Asociación Musical Andalucía, que ejecutó el recital introductorio con tres marchas procesionales: Fuengirola te coronada, Mi Amargura y Passio Granatensis. Tras la intervención musical de la banda, que renovará sus sones el próximo 7 de octubre durante la salida procesional de la Virgen, la pregonera del año pasado dio paso a la del presente.

 

"Ya llegó la hora, Madre mía", comenzaba Corpas con su pregón, iniciando las cuentas de un "humilde Rosario" de alabanzas, oraciones, vivencias y sensaciones. "Rosario que se desmenuza, poco a poco en humildes peticiones". Seguidamente, realizaba el saludo a los presentes y el agradecimiento a familiares y amigos. Continuó con una anécdota, la de cómo recibió la noticia de su propuesta como pregonera del Rosario, en pleno Jueves de Pasión, viendo traslados en Málaga. No supo contestar que no, pero reconoció el respeto que sintió ante tal designación. "Jamás hubiera imaginado ser yo, la que ahora ocupa este lugar", confesaba Corpas.

 

El recorrido por las cuentas del Rosario revivieron la intensidad de los nueve días de novena "donde todo el pueblo de Fuengirola, a ti Señora te venera", la popular Misa Flamenca en la plaza, donde "al aire, suenan campanas de gloria y se mezclan con las voces de un pueblo entero", y su salida gloriosa del 7 de octubre, donde "entre ángel del cielo, entre alegrías y palmas llueven pétalos de flores y dan color a la mañana".

 

Tampoco faltaron palabras dedicadas a su familia: la de sangre y la que se concibe en torno a la fe; a los anteriores pregoneros, a los portadores de la Santísima Virgen, a los párrocos que han pasado por la iglesia de San José, donde inició y continúa su formación cristiana, o las tres devociones marianas que colman las glorias de Fuengirola: Rosario, que, evidentemente, marcó todo el pregón; Carmen y Rocío. Dichas advocaciones "han estado siempre presente en mi día a día y en el seno de mi familia", expresaba la pregonera.

 

El pregón rondó los 25 minutos de duración, y a él asistieron representaciones de todas las hermandades y cofradías locales, los párrocos de Los Boliches y El Boquetillo, la Corporación Municipal. Al término del mismo, se le hizo entrega a Corpas de una placa en recuerdo de este día.

 

Informa: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 0