Lo que de verdad importa


¿Qué es lo que de verdad importa en una procesión? Se supone (al menos eso, se supone) que los cofrades y creyentes deben tenerlo claro. Pero la puesta en escena forma ya un papel tan relevante en nuestras salidas procesionales que, más de lo habitual, desvirtúa el verdadero sentido de un culto externo. Puede que sea algo normal, influye mucho la sociedad, la época en la que vivimos en la actualidad. Pero a veces es bueno recordarlo.

 

Málaga vive mañana una salida extraordinaria en la que, desde que fue anunciada la formación musical que acompañará al Cristo de los Gitanos, el punto de mira está más puesto en la banda que en la propia imagen del Señor. Es otro hecho indiscutible: el interés y fanatismo por las bandas cofrades han aumentado como la espuma en la última década, y basta que llegue a Málaga una de las mejores de cornetas de toda España para que las miradas se centren en los músicos, más que en el Cristo. No nos vamos a engañar, hasta los mismos medios de comunicación cofrades (inclúyase este), obtienen más audiencia con noticias "musicales" que con muchas otras. El problema viene cuando, de darle más importancia que a la imagen del Señor, esta se olvida totalmente. "Yo voy a ver la banda, el trono es todo el rato lo mismo". Por desgracia, esta frase es totalmente real, fruto del desconocimiento de lo que verdaderamente se pondrá mañana en las calles de Málaga.

 

Todo esto no quita que las bandas deban tener el reconocimiento y la importancia que se merecen. Pero eso da para otra editorial...

 

A los forofos de las bandas, que disfruten al máximo de los sones que embelesarán el centro malagueño, pues no está de más. A los cofrades que vayan mañana a ver la salida del Señor Atado a la Columna, no hay que decirles lo que, verdaderamente, irán a ver mañana.

Escribir comentario

Comentarios: 0