Un golpe sobre la mesa en la noche del Jueves Santo

La Hermandad de Pasión optó por no girar los tronos en su estación de penitencia. Momento de la fría noche del Jueves Santo, en la que Fusionada abrió la jornada.


Giro en la Semana Santa de Fuengirola. Giro o no. Las procesiones del Jueves Santo transcurrieron con total normalidad, con un clima muy opuesto al del intenso calor que hacía hace un año. Pero la peculiaridad procedió de la Hermandad de Pasión que, cuando se disponía a realizar su estación de penitencia, no puso a los tronos de frente hacia la puerta de la Parroquia del Rosario. Paradójicamente, el no girarse fue el giro de la jornada, un golpe sobre la mesa. El motivo ya lo trataremos más adelante, pero se ve que las puertas de aluminio cerradas, el tablón de anuncios de por medio y la poca visibilidad del Santísimo es lo que ayudó a tomar dicha decisión. Antaño queda, pues, aquellas ocasiones incluso en las que los dos titulares de esta hermandad realizaban un encuentro frente a la céntrica iglesia fuengiroleña. 

 

Había otra cofradía en la calle, Fusionada, que si apostó por la normalidad habituada en su primer pase por la plaza. Abrió la tarde con su salida desde Pintor Nogales. Desde primer momento, los mayordomos y capataces fueron delegando los toques de campana a diversas personas vinculadas a la cofradía, principalmente Francisco Díaz, que cumplía veinte años como capataz de la Amargura. Así lo hizo, pues, el hijo de Paco Trúncer, quien fuese Hermano Mayor de Los Comerciantes, en el trono del Cristo, quien lució, en memoria de su mandato, por esta vez, su columna antigua, y el crespón negro recogía el luto hacia el fallecido. También fue colocado en los tronos un lazo azul con pececitos, teniendo presente de esta manera al pequeño Gabriel, cuya muerte afectó a todo el país el pasado mes de marzo. Son solo algunos de los detalles cariñosos que esta corporación ha ido teniendo a lo largo de sus dos salidas procesionales. 

 

 

Entre las novedades de la jornada, dejando aparte varios estrenos en el ajuar de las tallas marianas de ambas cofradías, el aspecto musical nos devolvió a la Humillación de Lucena tras el Atado a la Columna. Donde se originó un punto y aparte fue tras el trono de Jesús de Pasión, con la llegada a Fuengirola de la Banda de Cornetas y Tambores de La Victoria de Málaga, que resultó del buen agrado de capataces y hombres de trono. Su entrada en la plaza, sobre la alfombra mítica de romero que anuncia la llegada de la Esperanza, sucedió con los sones de Un Mar de Esperanza, rearmonizada, interpretada por primera vez en la noche del Jueves Santo. Marcha que volvería a sonar horas más tarde en el encuentro de los titulares de El Boquetillo antes de efectuar su encierro, que quedó zanjado a las 1:08h de la madrugada.

 

La participación en la procesión de la hermandad de calle Córdoba fue bastante buena. Ya se vaticinaba cuando la corporación mostró todos su fondo de armario agotado a más de una semana del gran día. Nutridos tanto los tronos, como los enseres y las filas nazarenas. Esta última sí fue más baja en las secciones de Fusionada. A pesar de ello, también gozaron de sus tronos repletos de portadores. Lo que volvió a dejar que desear fue el público. No se echó a la calle tanta gente como otros Jueves Santo. Eso no quiere decir que no hubiera bastante, sobre todo en la Plaza de la Constitución, las salidas y los encierros. Falta grave para aquellos que no paraban de cruzar por medio de los cortejos. Cierto que muchas veces somos los propios cofrades quienes lo hacemos, pero no con la parsimonia y despreocupación que muchos lo estaban haciendo en esta jornada. 

 

 

Informa: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Luis León (viernes, 06 abril 2018 00:32)

    No se trata de comparar, creo que son distintos estilos, pero ver estas dos Hermandades el mismo día es como ver la noche y el día en todos los aspectos. Pasión por cuerpo de procesión, cortejo, seriedad y cuidado de los tronos tanto a la hora de andar como por el gusto de los exornos florales está muy por encima de Hermandades de capitales de provincia, de Málaga sin ir más lejos.

    Los he visto este año por segundo año consecutivo y me han encantado. Lo dice un cofrade malagueño.

  • #2

    Luis Alonso (viernes, 06 abril 2018 13:38)

    Bonita salida y recogimiento de la Hermandad de Pasión, disfruté de ella en la Calle Córdoba. Muchos nazarenos y los tronos son enormes, como los de Málaga. Soy de Córdoba y me encantó esta cofradía el Jueves Santo. Vengo aquí de vacaciones y para mí es la mejor de toda la Semana Santa de Fuengirola, y cuando echan el romero me parece una estampa preciosa. Enhorabuena. Vaya Titulares más impresionantes.