"Un sueño esperado", el nuevo camino de la Hermandad del Rocío

Con su nuevo Simpecado, los rocieros se despidieron de Fuengirola en la tarde del pasado sábado, durante su recorrido por la ciudad.


"Hoy, 12 de mayo, será un día histórico para la hermandad, porque hoy se cumple un sueño, un sueño esperado, al ver al Simpecado renovado salir por primera vez por estas puertas de la parroquia para hacer el camino como un peregrino más para encontrarse con la Blanca Paloma". Esas eran las palabras de don Rafael Vázquez Jiménez, Director Espiritual de la Hermandad del Rocío, en la apertura de su homilía durante la Misa de Romeros, que comenzó con puntualidad a las cuatro de la tarde en una abarrotada iglesia de San José. En el ofertorio, tanto las hermandad del Cautivo, Pasión y el Arroyo, además del Ayuntamiento de Fuengirola, realizaron su ofrenda floral.

 

A las 17:05h, tras finalizar la Misa, hizo su salida el nuevo Simpecado, entre palmas y vítores. En torno a veinticinco minutos de despedida, antes de que la comitiva se echara a andar hacia el centro de la ciudad, en las puertas del templo, donde no faltaron los llantos, la música y las mecidas de la Virgen antes de dejar marchar a los peregrinos.

 

Poca afluencia de público y caballistas a lo largo del trayecto desde El Boquetillo hasta la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario Coronada, a donde llegaron a las 18:20h para la tradicional visita a la Patrona de Fuengirola antes de partir a tierras almonteñas. Se rezó el Regina Coeli y ofrendaron las corporaciones ancladas en el veterano templo fuengiroleño. Minutos después, casi entrando a la Plaza de los Reyes Católicos, varias jóvenes de la hermandad volvieron a cantarle, un año más, al divino Simpecado mientras una lluvia de pétalos caía del cielo.

 

Los hermanos del Yacente y el Grupo Parroquial del Carmen generaron la última parada antes de llegar a la zona de la mezquita. A las puertas del Parque España, a las 19:00h, los cofrades de la iglesia del Carmen se despidieron de los rocieros y efectuaron su ofrenda floral al Simpecado. Veinte minutos más tarde, la comitiva llegó a la calle Mendez Núñez, junto al Parque Doña Sofía, desde donde tomó rumbo al antiguo Campamento Benítez de la capital malacitana. Primera noche de pernocta para un camino que ansia con el encuentro con la Reina de las Marismas.

 

Informan: José Ignacio Postigo

y Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 0