La Reina del Parque bajo la colorida luz de fuegos artificiales, 27 años después

La Virgen del Carmen de Fuengirola recorrió las calles de su feligresía entre un gran número de personas. Estrenaba una excepcional corona de Orfebrería Montenegro. 


Suena Reina del Parque, convertido en todo un himno que anuncia que la procesión de la Virgen del Carmen de Fuengirola comienza. Aunque es el momento donde arranca verdaderamente la salida procesional, ahora hay unos sones que les precede. La Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de la Vera-Cruz de Almogía puso por primera vez los pies en nuestra ciudad, con el grupo parroquial donde su banda homónima de música lleva ocho años entablando una unión que les hace ser la guía rítmica de la devoción carmelita en Fuengirola. Dicho sea de paso el aumento de nivel con el que los verdes venían este año.

 

Ya no hay momento desperdiciado ni deshabitado en una procesión más que fortalecida en el calendario de las glorias. Un numeroso público volvía a acompañar a la bella imagen de Luis Álvarez Duarte. Si bien, aunque hasta la primera mitad del recorrido se avistó mucha más gente, la Virgen estuvo arropada en todo momento. Nada nuevo, en realidad, pues cada año más personas degustan esta procesión marinera.

 

Hubo varios estrenos, como el de la nueva cruz guía realizada por David Vizcaíno, o las enaguas que la Virgen lució confeccionadas por Melisa Lozano. Pero la novedad que de verdad relució este 16 de julio no fue otra que la nueva corona procesional de la Santísima imagen. Miguel Ángel Martín volvió a demostrar sus dotes como artista de la orfebrería con una excepcional pieza rococó que vino a completar la línea que conforman el trono que fue estrenado en 2015, también de su autoría, y los bordados de la saya que confeccionó el malagueño Joaquín Salcedo.

Los colores vaticanos tiñeron las flores del trono, mientras que las petaladas que iban cayendo a lo largo del recorrido revestían esos colores con diferentes tonalidades. El azul del cielo también fue cambiando de color, hasta dejar que la noche se iluminara con la luz de los fuegos artificiales que, tal y como ocurrió hace ahora 27 años tras la reinauguración del templo, anunciaron la llegada de su titular a la parroquia, momentos antes del final de la procesión.

 

La llegada a pleno epicentro del barrio del Carmen emociona como la primera vez. Cuando la niña de los ojos verdes llega a Las Protegidas se renueva el fervor que este rincón marinero tiene por su Virgen. El Coro Santiago y Juani Guerrero vuelven a mostrarle su cariño en forma de cante y baile, y el Padre Damián, que pronto partirá a su nuevo destino, se convierte también en la atención de las miradas de quienes le echarán de menos. De ahí se dirigió hacia un abarrotado paseo marítimo, entrando a la playa para bendecir las aguas a las 22:10h.

 

La calle Cuesta también dejó momentos especiales con la ofrenda musical, una vez más, del grupo Sueño Marismeño, acompañados de la joven Paloma Caballero. Así, sólo queda esperar a que otro 16 de julio más la Reina de los Mares tome el timón.

 

Informa: Javier Sedeño Ríos


Escribir comentario

Comentarios: 0